OIA (Santorini). Autor www.caballano.com

 

www.caballano.com

mail@caballano.com

 

Arriba
Conceptos
Disparar
Paisaje
Arquitectura
Retrato
Interior
Bodegon
Publicitaria
Blanco y Negro
Seccion Aurea
Ejercicios
Tamaño
Revelado
Retoque
Decalogo

Curso de Fotografía

El paisaje es el genero más antiguo y socorrido. Para los principiantes es el único genero utilizado, ya que prácticamente todas las fotos abarcan una gran espacio. Tiene gran importancia ya que es el protagonista en nuestras salidas, excursiones, y viajes. Dentro del paisaje podemos diferenciar entre paisajes naturales y paisajes urbanos.

encina

Como ejemplo de paisaje urbano, y nocturno, tenemos las siguiente fotografía. Es importante utilizar la medición puntual de la cámara, si se dispone, para realizar el caluculo de la exposición sobre los puntos de máxima iluminación.

Nocturna Gante

LA ILUMINACIÓN

En el paisaje natural cobra especial importancia la luz a lo largo de las distintas estaciones del año.  Elegiremos la hora del día que más favorezca la fotografía.

Oia

Las luces más apreciadas en el paisaje son las que se produce entre el alba y el amanecer, con los primeros minutos de sol directo, y las horas del atardecer al crepúsculo. Al alba y al crepúsculo la luz es difusa y tiene un cierto grado de misterio. A primera y última hora, con luz directa con incidencia oblicua, hace que el paisaje gane volumen y las texturas sean más evidentes.

Luces calidas en el crepúsculo, en un bello contra luz.

Puesta de sol en Roses. Autor www.caballano.com

La temperatura del color también varia con la hora. Al amanecer la luz es más calida que al medio día (luz neutra), siendo la temperatura más calida al atardecer.

Bello paisaje de Fira (Santorini). Autor www.caballano.com

Fotografía con fuerza del Puente de las Cadenas de Budapest. Autor www.caballano.com

Otro aspecto es la fotografía nocturna. Debemos de tener en cuenta que la cámara utilizará diafragma abierto y velocidades extremadamente lentas. Por ello debemos de asegurarnos la estabilidad de la cámara mediante trípode, utilizar un disparador o disparo retardado, y no debemos utilizar ni el flash, ni el zoom.

puerta

Es importante destacar la importancia de asegurarse que los nivel de iluminación sean lo más uniforme posible, para evitar zonas sobreexpuestas frente a otras subexpuestas. Una técnica es aprovechar la iluminación del crepúsculo, disminuyendo el valor de EV para que aumente la sensación de nocturnidad.

Fotografía nocturna, sin flash, del torre del puente de Carlos (Praga). Autor www.caballano.com Fotografía nocturna de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Autor www.caballano.com

Además en el encuadre debemos de tener una iluminación lo más uniforme posible. Hay que tener en cuenta que las cámaras introduce "ruido" apreciable en este tipo de fotografías.

Imagen en la que se aprecia uniformidad en la iluminación. Fachada Opera Garnier en París. Autor www.caballano.com Fotografía nocturna de la Plaza de la Cibeles (Madrid). Autor www.caballano.com

Auque, a veces, es imposible poder lograr una gran uniformidad de luz en la imagen, pero su belleza bien valen el intento.

vial

El disparo a contra luz puede ser muy interesante. En el se consigue fuertes contrastes. No debemos de tener miedo en perder detalles del objeto principal. Su silueta y los efectos de luz puede crear una nueva representación del paisaje.

Contra luz a la puesta del sol de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com Contra luz de la Catedral-Mezquita aprovechando las nuves. Autor www.caballano.com

Otro ejemplo de foto a contra luz en una puesta de sol.

OBJETIVO

En el paisaje es muy importante la perspectiva. Para ello utilizaremos el gran angular (W), ya que mantiene la distancia entre los distintos planos, así como proporciona una gran profundidad de campo. Otro recurso es colocar algún motivo en primer plano a un lado del encuadre. De esta manera se hace más evidente la perspectiva y el efecto tridimensional.

Puente de la Torre, en Londres. Autor www.caballano.com

Si utilizamos el teleobjetivo se reduce la sensación de tridemensionalidad, ya que el teleobjetivo comprime la perspectiva y reduce la ilusión óptica de espacio entre los distintos planos de la escena. Pero hay ocasiones en las que nos puede interesar utilizarlo, como para mostrar una masa humana más compacta, pero recordar que es sólo una sensación, un efecto optico al centrarnos en una sucesión de objetos lejanos.

Imagen tomada con angular. Los distintos planos (pilares de los arcos) se encuentran distanciados. Autor www.caballano.com Imagen tomada con teles. Los distintos planos (pilares de los arcos) se "amontonan". Autor www.caballano.com
Gran angular en bosque de los Jardines de Versalles (Francia). Autor www.caballano.com Teles para fuente en Jardines de Versalles. Autor www.caballano.com

ENFOQUE

Mientras en el retrato esta claro que el enfoque se realiza sobre el motivo o modelo, en el paisaje no esta tan claro. Cuando tengamos un motivo principal será este el que tomemos como enfoque (una vez enfocado reposicionamos el encuadre seleccionado).

Espadaña

Si no tenemos ningún motivo claro, debemos de enfocar en el primer tercio de la imagen, con el fin de asegurar la nitidez a los motivos de primer plano. Desenfocar un poco los elementos lejanos ayuda a conformar la perspectiva.

El enfoque se ha tomado en el tercio de la profundidad de campo. La disposición de la camara respecto a las columnas refuerza la perpectiva. Autor www.caballano.com En esta imagen las perpectiva se refueraza gracias a los elmentos en el primer plano. Autor www.caballano.com

PUNTO DE VISTA

En el paisaje debemos de tener presente la regla de los tercios. Esta consiste en dividir el visor de nuestra cámara en tres partes, tanto en sentido vertical como en sentido horizontal. Si queremos retratar a una persona con la cámara en posición horizontal, la situaremos a una lado, sobre una de las líneas verticales que divide el visor.

El barco en el centro de la imagen es aburrida. Autor www.caballano.com Encuadrando el barco en un tercio de la fotografía esta gana interes. Debemos de dejar "libre" el espacio hacía el que se produce el desplazamiento. Autor www.caballano.com

Si queremos realizar la fotografía de una paisaje en la playa debemos de situar el horizonte sobre una de las dos líneas horizontales que divide el visor. Para potenciar un cielo interesante se situará el horizonte en la línea inferior. Si queremos potenciar elementos sobre la arena, situaremos el horizonte en la línea superior.

El disponer de motivos en los distintos planos, refuerza la perpectiva y el interes. Autor www.caballano.com Imagen asimetrica. Se tiene conciencia de la profundidad y perpectiva gracias al árbol de la derecha. Autor www.caballano.com

Por otro lado tenemos que cuidar el punto de vista. En general un ligero picado (de arriba hacia abajo) suele mejorar el paisaje. De todos modos no debemos dejar atrás puntos de vista sorprendentes como colocar la cámara en el suelo, o fotografiar edificios desde su base (contra picado extremo).

Buscar líneas de fuga diagonales, o segmentos que "parcelan" la imagen, guían a mirada del observador, juegan con la voluntad del mismo, lo que hace que sea participe del movimiento dentro de la estática de una imagen.

Vista de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com Vista de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com

EL BLANCO Y NEGRO, Y LOS VIRADOS

En ocasiones, y principalmente por la luz, los colores no nos permiten mostrar el entrono en un contexto determinado. En estos casos podemos acudir a la fotografía en blanco y negro, o a los virados. Nos evitamos que los dominantes de la luz (muchas veces por el balance de blancos), como los colores captados arruinen nuestra foto.

Calle de los Judíos en Córdoba. Autor www.caballano.com Calleja de las Flores en Córdoba. Autor www.caballano.com
Calleja de la Hoguera en Córdoba. Autor www.caballano.com Calleja del Pañuelo. Autor www.caballano.com